Cuidado consciente

Si en otro post hablábamos sobre la alimentación consciente, ¿por qué no hablar del cuidado consciente de nuestra coraza?

Nuestra piel es una gran defensa del mundo en el que vivimos, y debemos cuidarla y mimarla, no sólo por agradecimiento a su función, sino también para evitar enfermedades dermatológicas, envejecimiento prematuro, etc. 

Y no es sólo eso, sino también una buena manera de ser conscientes del momento en el que estamos, de como está nuestro cuerpo antes y después, cómo cambia nuestra energía y, sobre todo, un momento de autocuidado.


Os dejo unos tips sobre las dos rutinas más importantes del día, del cuidado de la piel.

Rutina Matutina:

  • 5 min para lavarte la cara con calma por la mañana.

  • 5 min conscientes para ducharte sin prisa, cuidando tu cuerpo.

  • 5 min para hidratar tu piel después de la ducha.

Rutina Nocturna:

  • 5 min antes de irte a dormir, para lavarte la cara, desmaquillarte y aplicar algún aceite esencial relajante.



Os animo a que lo probéis durante una semana, y comentéis como os habéis sentido. ¿Cuál ha sido tu experiencia? Compártela en la sección de comentarios.

Comentarios