Hogar consciente

Todos soñamos con tener casas de revista, pero ¿es realmente necesario? ¿nos sentiremos felices por tener el salón de la revista x? La respuesta es NO.

La publicidad en los buzones, los catálogos, los anuncios en televisión y en redes sociales, están hechos para crearnos la necesidad de tener x o y. Pero realmente no lo necesitamos.


Y a todo esto, si le sumamos niños pequeños en casa, es una bomba de relojería. Y con el tiempo, te cansas de recoger, de organizar, de limpiar horas y horas, para que a los 45 min (si llega) la casa vuelva estar como si hubiese pasado un huracán.


Y ya la última gran estafa a la que nos enfrentamos, la necesidad que nos venden de la organización y del orden. Se realista aunque organices todo y ordenes todo, esas cosas van a seguir estando ahí y vas a tener que seguir limpiándolas por muy organizadas que estén.


La mejor manera para tener un orden, una limpieza, y no tener que perder horas y horas en la limpieza y mantenimiento es SIMPLIFICAR.


A continuación, os traigo unos Tips para simplificar en casa.

Ante cada cosa que tengas, pregúntate:

  • ¿ De verdad lo necesito? ¿ Hace más de seis meses que no lo he utilizado? Sí la respuesta es NO, ya sabes cual es su destino, deshazte de ello.

  • Simplifica la decoración de tu casa. Cuantas menos cosas tengas más fácil será la limpieza y mantener el orden.

  • Cada objeto tiene una utilización y un lugar. ¡Mantén el orden!

  • No tengas cosas por duplicado.

  • Regla "uno entra, uno sale". Antes de meter algo nuevo en casa, una de las que tienes debe salir.

  • Simplifica la tecnología. Tu móvil puede hacer de tablet, de mp3, de navegador...

  • Evita los espacios de acumulación. Si tienes un objeto que quieres guardar, pero no quieres tener a la vista quizás tengas un buen candidato para dejarlo ir.

  • Revisa tus necesidades y haz una limpieza anual.

  • Utiliza servilletas de tela en lugar de papel.

  • Utiliza cepillos dentales biodegradables.

  • Utiliza pilas recargables (sobre todo si tienes niños).

  • Utiliza discos o toallitas desmaquillantes, discos de lactancia, compresas, etc. reutilizables.

  • Simplifica tus rutinas.

  • Mantén sólo lo esencial, esto implica los muebles, los vasos, las copas, los utensilios de cocina, etc.

  • Haz un armario cápsula, como máximo puedes tener 33 piezas de ropa por estación. Esto incluye zapatos, cinturones y bolsos. Lo único que queda exento a esta regla es la ropa interior, los pijamas y la ropa que llevas normalmente para estar por casa.


Cuando acabes este proceso de simplificar, no vuelvas a caer en la trampa de los anuncios, revistas, etc. y si crees que realmente lo necesitas debes estar dispuesto a deshacerte de un objeto que ya tengas.

Me encantaría compartir con vosotr@s una página que de verdad me cambio la vida, y me embarqué en el proceso gracias a ellos, supongo que poco a poco todo esto se irá reflejando también por aquí.

                http://www.theminimalists.com

Si os parece interesante o como yo, os embarcáis en esta aventura. Os animo a que comentéis y compartáis vuestras experiencias.

Comentarios