Mujer Consciente: Mujer, madre, lactancia y la energía de la luna

Siempre he seguido de cerca la influencia de las energías de la luna primero en la naturaleza y después en mi cuerpo. Pero esta información, se va completando a medida que voy evolucionando como mujer.

Cuando era jovencita, bueno cuando era adolescente, mis ciclos concordaban con los 28 días del ciclo lunar y siempre menstruaba con luna nueva o luna llena, pero nunca profundicé más. Esa etapa correspondía a la etapa de la luna conocida por el arquetipo de la doncella, de la niña, de la inocencia, de la alegría.

Al pasar los 22 años mis ciclos fueron alargándose hasta los 32 días, y ya empezaba a menstruar con las diferentes fases de la luna en cada ciclo. Muchas veces correspondía la energía lunar con la energía de mi ciclo pero otras veces no. y echando la vista atrás quizás los ciclos más dolorosos se produjeron en esos meses de discordia entre las energías universales y mi propia energía. Esta etapa de los 22 hasta los 26 años, fue una etapa de transición entre el arquetipo de la doncella y la madre. Fue una etapa en la que las energías estaban muy exaltadas y muy mezcladas en mi, sentía confusión, estrés, migrañas, el trabajo se hacia una carga, nunca daba con alguien en quien poder hacer compañerismo porque no acababa de fiarme de las personas que me rodeaban, era un instinto que tenía, y si bien a veces se manifestaba la niña que llevo dentro, también se manifestaba la bruja con la cual, muchas veces, cuando salía, la gente se apartaba.

A los 27 años, no sin ayuda de visualizaciones, rituales, reiki, meditaciones...me quede embarazada.

Me quede embarazada el mes que quise, con el ciclo lunar cuadrando a mis energías personales y justo en un momento muy significativo para mi.

Hace poco he sido madre y paré todo, absolutamente todo para adentrarme en esta nueva faceta, a la que a veces me sigo acostumbrando. Me convertí en madre con los últimos momentos de una luna menguante. Así que mi hijo y yo empezamos este viaje juntos con una maravillosa luna nueva y además cerca de Samhain (día puerta).

Mi peque en breve cumplirá tres meses y en estos tres meses he sentido la energía lunar muy cerca y muy fuerte en cada una de sus fases. De hecho el motivo por el cual escribo esto es el siguiente. Con cada fase lunar la lactancia es de una manera distinta, mi cuerpo lo sabe, lo nota. Evidentemente no menstruo, pero la lactancia es mi nuevo calendario. En estos meses, me he dado cuenta que de las fases de luna nueva a luna llena tengo mucha leche, pero en cambio, a medida que la luna mengua hasta ser luna nueva, de nuevo, no tengo tanta leche.

Así que aquí me tenéis en mi faceta de madre, explicando como mi calendario lunar afecta en mi cuerpo.


*Este artículo lo escribí a principios del 2020, en la actualidad mi pequeñajo va a cumplir 16 meses, en breve.*


Os invito a todas a reflexionar uno poco sobre como afectan esas energías en vosotras y a contar vuestras experiencias.

Comentarios