Naturopatia: Tips para una alimentación consciente

¿Eres consciente de tu cuerpo? ¿Estás segur@? ¿Eres consciente de todo lo que hace por ti?

Sea lo que sea lo que hayas contestado, te recordaré algunas de las cosas que tu cuerpo hace por y para ti sin que te des cuenta y estés agradecid@ por ello.

Tu cuerpo respira por si sólo, tu no estás pendiente de ordenarle "inhala y exhala".

Tus ojos parpadean solos para hidratar el globo ocular, y evitar que te entren objetos indeseados en ellos.

Los pelitos de tu nariz, aunque te puedan parecer antiestéticos, tienen una función. Y es evitar que al inhalar nos entren partículas o virus nocivos en nuestro sistema respiratorio. Pasa exactamente lo mismo con el cerumen de tus oidos.

Tu corazón late para llevar la sangre a todo el cuerpo, alimentarlo, nutrirlo, y además lo hace adaptándose a todo lo que le rodea.

Tu cerebro envía ordenes constantes a todo tu cuerpo, sin necesidad de que tu tengas que ser conscientes de ellas. Esto nos hace tener "espacio" para almacenar la información que deseamos.

Tus músculos y tus huesos permiten que te muevas, que te ejercites, salir a pasear con los más peques de la casa, etc.

Y estas cositas son algunas de una larga lista de "tareas" que hace nuestro cuerpo por nosotros de forma automática.

Así que empecemos a ser conscientes de él, ayudémoslo, cuidémoslo, vamos a mimar nuestro cuerpo como se merece, recuerda que es el motor físico que te da vida.

A continuación un par de tips que te pueden ser útiles no sólo para cuidar tu cuerpo sino también el planeta en el que vivimos. 

Cuidarnos a nosotros, también implica cuidar nuestro planeta.



 A la hora de hacer la compra:

  • Evita el plástico siempre que puedas.

  • Utiliza envases de vidrio antes que las latas o los tetrabricks

  • Prioriza la compra a granel.

  • Utiliza bolsas reutilizables.

  • Elige siempre productos de locales por delante de los ecológicos.

  • Consume alimentos de temporada.

  • Lee las etiquetas de los productos.

  • Si consumes productos animales que sea de origen sostenible.

  • Apoya el comercio justo.

A la hora de cocinar:

  • Ahorra energía y aprovecha el calor residual.

  • Busca recetas de aprovechamiento para evitar producir basura.

  • Planifica bien la semana para no desperdiciar comida.

  • Utiliza apps como "too good to go" para evitar el desperdicio de comida.

  • Recicla y separa la basura y los residuos.

A la hora de salir de casa:

  • Lleva siempre una botella portable y reutilizable, a ser posible de acero inoxidable.

  • Llévate taper (a ser posible de cristal o acero inoxidable) y cubiertos , así puedes comer comida saludable y casera, ahorrarás dinero y evitas materiales residuales.

  • Lleva siempre bolsas de tela plegadas en el bolso o en la mochila.

  • Separa los residuos siempre que puedas.

  • Si es necesario comprar algún producto con plástico que contenga el símbolo de "reciclado".

Comentarios