Sabbats: Yule

 


Un poco de historia...


Yule es la noche del solsticio de invierno y corresponde casi a la Navidad cristiana. Es la fiesta que dio lugar a la actual Navidad (el nacimiento de Cristo se ha calculado de forma muy diversa y se piensa que fue en primavera, más cerca del equinoccio de primavera o en marzo).


Este periodo, caracterizado por las fiestas dedicadas al renacimiento del dios Sol, que vuelve a calentar la Tierra, era ya celebrado por los egipcios y los romanos, pero sobre todo en el mundo céltico, en el que se daba paso del poder del viejo rey Acebo, símbolo del invierno que debe morir, al joven rey Encina, símbolo del nuevo año que surge a la nueva vida y de la primavera que regresa. De esta batalla ha quedado, en la tradición, el uso de quemar en la chimenea un tronco de madera que se ha conservado durante todo el año. representa al viejo rey, que es quemado y que, con su sacrificio, da luz y calor.


El tronco tiene que ser muy grande, de manera que difícilmente se quema del todo, pero eso es bueno, porque los tizones carbonizados del tronco de Yule serán usados después para trazar los círculos y los sellos, mientras que el troxo mayor se conserva para ser usado como soporte para el futuro tronco de Yule. Al año siguiente se encenderá el nuevo tronco usando precisamente una parte del viejo, que nos ha protegido, calentado y alimentado con luz durante todo el año.


Yule marca el paso de las tinieblas a la luz, ya que los días empiezan a ser más largos y, al acercarse la primavera, disminuye el asedio de la oscuridad y del frío.


El protagonista de la fiesta de Yule es el abeto, el árbol que representa a la Diosa en esta estación, mientras que la guirnalda que se ve con frecuencia en los países nórdicos es una representación de la rueda del año. Algunas tradiciones conservan parte de los abetos usados para decorar las casas y el altar con motivo de Yule, para luego quemarlos en Beltane.


Es tiempo de descanso, de relatos y de compartir habilidades y tradiciones. Es la noche más larga y, entre las tradicones paganas, se incluye quemar el tronco de Yule, que se ha de encender antes de la puesta de sol y mantener hasta el amanecer.


Los árboles de Yule (árboles de navidad), decorados con esmero, forman parte de una tradición pagana muy antigua.

El banquete de Yule incluye asados, estofados y dulces.

Durante las dos semanas que van desde Yule hasta el 6 de enero, se intercambian regalos (posiblemente de esta tradición surja la idea de San Nicolás o Papa Noel y la entrega de regalos de los Reyes Magos).




Celebrar Yule hoy...


El altar tiene que ser colocado en el centro de la estancia. Hay que usar un mantel blanco, sobre el que pondremos platitos de plata para las ofrendas, que suelen consistir en avellanas, nueces y manzanas partidas por la mitad (de forma que se vea la estrella en su interior), candelabros bien pulidos con seis velas blancas, las copas con agua y sal. En el incensario hay que humear con un incienso creado a propósito para Yule.




Al término del ritual es tradición beber un café de acebo. Después sigue una comida a base de cerdo hervido con manzanas y cerveza, y el plato tradicional escocés es el Haggis.





En la tradición Wiccana se da mucha importancia a la preparación del altar para las celebraciones de Yule, y también la casa tiene que estar bien limpia y en orden. Algunos días antes hay que ir al bosque a recoger acebo y brusco, hiedra y ramas de abeto y pino.


Comentarios