Sabbats: Ostara



Un poco de historia…

Es el equinoccio de primavera y coincide casi siempre con la pascua.

En esta ocasión, el día y la noche tienen la misma duración. La naturaleza se depierta de su largo sueño, empiezan a abrirse las flores, la hierba nueva cubre los prados y muchos animales se aparean siguiendo el instinto primordial de conservación de las especies.


En los países célticos, esta fiesta indicaba el incio de la estación de la siembra.

También en Ostara era costumbre encender una gran hoguera.

Se celebran la fertilidad, el crecimiento y la vida. Los principales símbolos de la fertilidad eran el conejo, las flores y los huevos.


Marca el primer día de la verdadera primavera. Las energías de la naturaleza cambian sutilmente de la inactividad del invierno a la exuberante expansión de la primavera. La Diosa cubre la tierra de fertilidad, saliendo de su sueño, mientras el Dios crece hasta la madurez pasea los verdes campos y se deleita en la abundancia de la naturaleza.

La Diosa y el Dios incitan a las criaturas salvajes de la tierra para que se reproduzcan.


Este es el tiempo de comienzos, acción, de sembrar hechizos para futuras ganancias, y de cuidar jardines rituales.


Símbolo de la fertilidad y la renovación…


Los huevos se relacionan con esta estación desde hace miles de años. Este símbolo precristiano de fertilidad, renovación y fuerza vital sigue inspirando a los paganos de la actualidad, que celebran esta fiesta decorando huevos.


Ostara es una buena época para salir a la naturaleza y presenciar personalmente los efectos de la savia subiendo por los árboles, de la aparición de los brotes y de la actividad de los pájaros.


Celebrar Ostara hoy…


El altar se cubre con un mantel marrón. Es conveniente adornar toda la casa con flores y colocar sobre el altar un jarrón con un gran ramo de narcisos. Las velas de Ostara deben ser amarillas.


En esta festividad es posible llevar a cabo rituales de consagración de instrumentos adivinatorios y talismanes. Por tanto, se pueden preparar sobre el altar los talismanes que nos sirvan y que pretendamos regalar y bendecir.


Podemos ir al campo y tomar flores silvestres. Realizar una caminata por jardines, un parque, etc.


Las comidas que armonizan con este día incluyen las preparadas con semillas de girasol, calabaza y sésamo, además de nueces de pino. También son apropiados los brotes y verduras hojosas.



Incienso de Ostara…


Como base de todos los inciensos debe usarse un poco de serrín o virutas de madera. El árbol apropiado para Ostara es el aliso. Se majan en el mortero 4 partes de madera de aliso; se añade 1 parte de pétalos de rosa y 1 parte de pétalos de violeta, y se amasa todo con 10 gotas de aceite esencial de madre selva. Se calienta un carboncillo con la llama de una vela, y después se pone en un recipiente o sobre un platito. Para acabar, se pone un poco de incienso elaborado específicamente para Ostara y se deja que difunda sus vibraciones mágicas en el aire.

Comentarios